¡Vivir con miedo no es vivir! Todos los días las menores están expuestas a ser víctimas de algún delito.