La noche del pasado miércoles, 139 jóvenes sufrieron una intoxicación por consumir alimentos en mal estado durante un encuentro juvenil de la congregación religiosa Los Santos de los Últimos Días. Los afectados fueron trasladados a diferentes hospitales para poder ser atendidos.

En el evento participaban más de 400 jóvenes, de 14 a 17 años, principalmente de Cancún, Playa del Carmen y Chetumal. En el evento religioso, desayunaron chilaquiles con pollo y comieron carne de res, pero pronto comenzaron a presentar vómito, mareos y malestar estomacal. Ambulancias de la Cruz Roja y de empresas particulares acudieron de inmediato para trasladar a los jóvenes a diferentes hospitales.

Inicialmente se reportó que había cerca de 70 intoxicados, sin embargo la cifra alcanzo un total de 139. Es posible que los alimentos se encontraran en mal estado debido a las altas temperaturas, por lo que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ya realiza la investigación al respecto.