Con la llegada de la Navidad y del Año nuevo siempre nos viene a la cabeza los propósitos comunes, como bajar de peso o tener tiempo para hacer ejercicio, ¿te suena?

Pero lo peor de todo, es que ni llegamos a la mitad del año y en febrero ya lo estamos rompiendo… ¿por qué son así?

¡Este año haz algo diferente! Qué mejor que adoptar hábitos positivos para la salud del planeta, que vayan dando el ejemplo y te hagan sentir bien paulatinamente.

1. Ahorra agua y usa menos botellas de plástico

Desperdiciar agua se puede solucionar de una manera muy rápida y sencilla, como instalar sistemas de ahorro, reparar posibles fugas de agua en el hogar o bañarse una vez al día para evitar que el derroche del agua sea abundante. Por otra parte, el uso de plásticos se puede evitar con bidones reutilizables.

2. Consume productos locales y de temporada

Comprar productos exportados requiere de ciertos factores que a la larga pueden afectar a nuestros bolsillos, los productos locales y de temporada, además de ser frescos, sabrosos y duraderos, te harán ahorrar dinero.

 

3. Cultiva un huerto

¡Es súper sencillo de hacer! Cada vez son más populares y podrás ver cómo van creciendo tus alimentos, además de ser una opción más para ahorrar dinero.

4. Camina en lugar de usar el coche

Si eres de las personas que usan el automóvil para ir a la tienda que se encuentra a una cuadra, ponte como meta personal dejar de usarlo para traslados que no lo requieren. También, a la larga supone un considerable gasto anual, un gran impacto en la contaminación urbana y en el cambio climático. Puedes optar por ir caminando o en bicicleta.

5. Disminuye el consumo de energía

A demás de provenir en gran parte de combustibles fósiles, genera un gran impacto ambiental. Puedes llegar a cabo diversas propuestas para reducir el gasto, como usar paneles solares o un sistema de alta eficiencia energética.

6. Evita desperdiciar alimentos

La tercera parte de los alimentos producidos al año en el mundo se pierden o desperdician, es una cifra sin duda, alarmante. Una alternativa que puedes implementar es comprar lo que vayas a consumir o congelar los alimentos para que duren más.

7. Plantar un árbol

Dará un respiro al medio ambiente. Será tu responsabilidad cuidarlo, pero también te sentirás increíble al hacerlo.

8. Separa la basura

Si en tu localidad aún no están acostumbrados a separar la basura, ¡empieza por hacerlo! No es difícil y tampoco requiere de mucho tiempo. Organízate con algunos vecinos e inicia una campaña para que se vuelva obligatorio el aprovechamiento y separación de la basura en tu localidad.

9. Adopta plantas en peligro de extinción

Debido a la gran pérdida que están sufriendo los bosques y selvas, para evitar que se desaparezcan especies vegetales, busca en internet alguna existente en tu país y ¡adóptala!

10. Recicla más y mejor

Hoy en día muchas personas están conscientes de la gran labor que esta representa, no obstante, todavía se pueden reciclar más residuos y reducir los productos que acaban en el contenedor o lugar de reciclaje equivocado.

¿Qué sumarías a la lista?